La leyenda del Chupacabras: de cortina de humo a leyenda mexicana.


Se acerca el 2 de noviembre, que es el día de muertos (una de las tradiciones más antiguas) en México y halloween para los gringos. Así que los cines suelen tener en cartelera películas de terror, espantos y aparecidos. Este año también hay opciones para el público infantil al estrenarse la película "La leyenda del Chupacabras".



No tengo mucho que decir de este filme, pues no he visto más que la sinopsis. Quizá mencionar que los cuates de Anima Estudios siguen mejorando la calidad de su animación en cada cada una de sus películas. Con una gran excepción de las voces de los personajes, ya que suelen exagerar el cantadito propio del mexicano que vive en las inmediaciones de la ciudad de México o el tonito de fresa, que tanto éxito ha dado entre el público adolescente, brrrr.

Me parece interesante que se haya retomado el tema del mentado chupacabras a estas alturas. No por los tintes políticos que se viven en el país actualmente, sino por la intención oculta que tiene una películas como ésta: la de sembrar la idea, en las nuevas generaciones, de que el famoso chupacabras forma parte de las leyendas culturales de México, tales como la llorona, el niño del bote y un gran etc. (link).

A qué quiero llegar? Pues a los que tenemos poquito más de 35 agostos en nuestro andar, no se nos olvida que el origen del famoso chupa-sangre tiene su máximo nivel de difusión en México en una etapa de mucho conflicto durante el final del sexenio del ex-presidente Carlos Salinas. La devaluación del peso en 1994, el asesinato de Luis Donaldo Colosio, el EZLN, entre muchos otros. El gobierno necesitaba de una de tantas cortinas de humo que suele utilizar para distraer la atención del público y fue así cómo nació el chupacabras.



Mucho se ha escrito y leído de este mitológico ser que mata animales en el campo extrayéndoles la sangre, así que no abundaré sobre el tema ya que existen varios blogs mucho más completos (link2). Lo que quiero resaltar en esta entrada, es que dicha cortina de humo, sumado a la creencia colectiva de la raza, se ha convertido en una leyenda, una leyenda que se intenta arraigar fuertemente en la convicciones del público mexicano. De aquí a 50 años se incluirán en los nuevos libros de leyendas mexicanas, no lo creen?










Comentarios

Entradas populares de este blog

El final de Macario

¿Cómo dar de alta una cuenta banamex con CLABE interbancaria?

Banemex, cobran comisiones por pago de servicios